PRESENTACIÓN

“Yo de mayor quiero ser Pyme”

Esta era mi respuesta a la típica pregunta que te hacen los mayores cuando eres pequeña. Naturalmente yo no tenía ni idea de lo que era ser Pyme.

Nací en Camprodón en 1961. Mi abuelo era pastelero y mi padre creó una pequeña empresa familiar que fabricaba galletas. Los padres de otros niños eran médicos, carpinteros, pintores, maestros, tenían una granja o una tienda. El mío tenía una Pyme.

Entiendo lo que es una Pyme y, por ello, me siento cómoda tratando con ellas.

Se da la paradoja que las empresas pequeñas pueden resultar tanto o más interesantes que las grandes multinacionales. Estableces el briefing mano a mano con ellas, te arriesgas y las haces partícipes del proceso, teniendo incluso más libertad de acción. Hay que tener en cuenta que en nuestro país el porcentaje de Pymes es claramente superior al de grandes empresas.

En cierta manera, mi trayectoria profesional no se ha alejado tanto del negocio familiar. Mi especialidad es cocinar proyectos en los que los ingredientes son la creatividad, la estrategia y la innovación.